La psicología es la ciencia que se ocupa tanto teórica, como prácticamente, al estudio de los aspectos biológicos, sociales y culturales del comportamiento humano, tanto a nivel social como individual, así como también del funcionamiento y desarrollo de la mente humana.

TERAPIA COGNITIVO CONDUCTUAL

Las terapias cognitivo-conductuales son orientaciones de la terapia cognitiva enfocadas en la vinculación del pensamiento y la conducta, y que recogen las aportaciones de distintas corrientes dentro de la psicología científica; siendo más que una mera fusión, como aplicación clínica, de la psicología cognitiva y la psicología conductista. Suelen combinar técnicas de reestructuración cognitiva, de entrenamiento en relajación y otras estrategias de afrontamiento y de exposición.

Este modelo acepta la tesis conductista de que la conducta humana es aprendida, pero este aprendizaje no consiste en un vínculo asociativo entre estímulos y respuestas sino en la formación de relaciones de significado personales, esquemas cognitivos o reglas. Igualmente los aspectos cognitivos, afectivos y conductuales están interrelacionados, de modo que un cambio en uno de ellos afecta a los otros dos componentes. En esa relación mutua las estructuras de significado (esquemas cognitivos) tendrían un peso fundamental, pues ellas representan la organización idiosincrática que tiene cada persona sobre lo que significa su experiencia, los otros y el sí mismo.

NIÑOS Y ADOLESCENTES

Problemas de comportamiento, miedos/terrores nocturnos, eneuresis/encopresis, ansiedad, autoestima, dificultades escolares, hiperactividad / déficit de atención, trastornos del sueño, trastornos de la alimentación, trauma infantil.

ADULTOS

Problemas de comportamiento, miedos/terrores nocturnos, eneuresis/encopresis, ansiedad, autoestima, dificultades escolares, hiperactividad / déficit de atención, trastornos del sueño, trastornos de la alimentación, trauma infantil.