La osteopatía es un MÉTODO que considera al ser humano en su totalidad: cuerpo, mente y espíritu. Cualquier inestabilidad de uno de estos aspectos puede afectar a los otros y generar un desequilibrio, y con ello la pérdida de la salud.

Se considera que el cuerpo dispone de las fuerzas suficientes que le ayuden a su auto-regulación y a su auto-curación. Cuando se superan ciertos límites (específicos de cada individuo), es cuando se produce la enfermedad.

La base del diagnóstico y el tratamiento de la osteopatía consisten en descubrir la alteración existente entre la anatomía del individuo y su función, a través de procedimientos manuales, sin dejar de prestar atención a otros factores como la alimentación, la psique, y los factores sociales y vitales que también pueden afectar al individuo.

El tratamiento osteopático actúa sobre el sistema muscular, fascial, visceral y el articular, integrando tanto al sistema nervioso y endocrino, y prestando especial atención al sistema circulatorio. Sabiendo reconocer las relaciones entre los diferentes sistemas podremos ayudar al organismo a tener de nuevo una función normal.

OSTEOPATÍA ESTRUCTURAL

La Osteopatía es una terapia manipulativa que actúa sobre la estructura del cuerpo (esqueleto, músculos, ligamentos y tejido conectivo) para aliviar el dolor, mejorar la movilidad y restablecer con efectividad la salud general.

Los osteópatas creemos que el ser humano funciona como un sistema completo de trabajo y que tanto su estructura corporal, como sus órganos, sistemas, mente y emociones se hallan todos interrelacionados, y son interdependientes entre ellos. En consecuencia, los problemas que afectan al cuerpo estructural alteran también el equilibrio del cuerpo en general (físico, energético, emocional y mental).

OSTEOPATÍA CRANEO-SACRA

La osteopatía es un arte que hace participar de igual forma las manos, la razón y el corazón Torsten Liem

Existe un ritmo entre el cráneo y el sacro que es la base de la Osteopatía Cráneo-Sacra. Este ritmo actúa sobre el metabolismo del organismo y sobre cada célula del cuerpo, y a través de sutiles manipulaciones podemos influir sobre ellas.

Se puede influir positivamente en Migrañas, Cefaleas, Problemas de la ATM, Trastornos de Hiperactividad, etc.

OSTEOPATÍA VISCERAL

El sistema visceral también influye directamente sobre la estática y dinámica del organismo, por lo que puede verse afectado por disfunciones de otras estructuras y/o a la vez influir en ellas si la víscera padece algún trastorno funcional u orgánico.

Una disfunción visceral no solo puede afectar a nuestra estática, sino también a nuestra dinámica gestual. Un buen terapeuta puede aprender a descifrar estos signos y síntomas que presenta un paciente y a través de diferentes procedimientos influir de forma positiva en la resolución de estos trastornos que pueden llegar a afectar o incluir ser el origen de una disfunción visceral.

TRATAMIENTO ARTICULACIÓN TEMPORO MANDIBULAR (ATM)

La mandíbula es una articulación que puede afectarse y beneficiarse claramente del tratamiento realizado por un fisioterapeuta y osteópata. El motivo principal de consulta es cuando existe dolor, pero no es menos importante iniciar el tratamiento cuando se producen ruidos o resaltes durante el habla o la masticación, tras cirugía o intervenciones en la boca, etc., porque pueden alterar su biomecánica.

La lesión de ATM no solo influye a la propia articulación. Su afección puede ser el origen de migrañas o problemas cervicales, llegando en ocasiones a ser el origen de problemas generados a distancia, como desviaciones en la columna.