El objetivo de la fisioterapia es orientar, dentro de nuestra formación, a la futura mamá durante el periodo de embarazo, la preparación al parto y el periodo post-parto, teniendo en cuenta además las indicaciones de otros profesionales sanitarios que estén haciendo un seguimiento más cercano, como son Ginecología y Matronas.

FISIOTERAPIA EMBARAZO

Dolencias lumbares, lumbo-ciáticas, problemas de column, etc., pueden aparecer durante el embarazo y a través de un tratamiento de fisioterapia adecuado podemos ayudar a solventarlos.

En ocasiones estas dolencias derivan de un cambio postural importante para la anatomía de la mamá; otras veces a la postura del bebé dentro del útero materno; al ritmo que llevan las mamás en el día a día y generan un agotamiento importante. El objetivo principal sería ayudar a prevenir este tipo de dolencias, para lo cual no solo es necesario un tratamiento de fisioterapia, sino que sería más importante prevenir su aparición a través de ejercicios y movimientos.

PREPARACIÓN AL PARTO

Realizar una correcta Preparación al Parto se pueden prevenir contratiempos durante el periodo de gestación, el momento del parto y en la recuperación posterior. A través de actividades como el YOGA y el PILATES realizado por profesionales cualificados, podemos favorecer no solo una conexión cuerpo y mente, sino trabajar el sistema emocional y energético tan necesario en el proceso de gestación y en el momento del parto.

Además, la futura mamá aprenderá a aceptar mejor los cambios que se producen en su cuerpo, reforzará el vínculo entre ella y su bebé, tonificará su suelo pélvico y en general todo su cuerpo, equilibrará su centro de gravedad, etc. Por lo tanto, son muchos los beneficios, tanto a nivel físico, mental, emocional y energético que la mamá y el bebé pueden tener con una buena Preparación al Parto.

RECUPERACIÓN POST-PARTO

Periodo habitualmente olvidado una vez la mamá ha dado a luz, pero es de vital importancia en la recuperación del tono muscular del suelo pélvico y región abdominal.

A través de la Gimnasia Abdominal Hipopresiva, como el método de ejercicio más destacado, en combinación con otros ejercicios, ayudan a prevenir inconvenientes importantes como los prolapsos, debilidad en el suelo pélvico (incontinencias, dificultad sexual, etc.) y también a corregir la postura.