Embarazo

FISIOTERAPIA DURANTE EL EMBARAZO

 

Dolencias lumbares, lumbo-ciáticas, problemas de columna, etc., pueden aparecer durante el embarazo y a través de un tratamiento de fisioterapia adecuado podemos ayudar a solventarlos.

En ocasiones estas dolencias derivan de un cambio postural importante para la anatomía de la mamá; otras veces es la postura del bebé dentro del útero materno; o el ritmo que llevan las mamás en el día a día y que generan un agotamiento importante. El objetivo principal sería ayudar a prevenir este tipo de dolencias, para lo cual no solo es necesario un tratamiento de fisioterapia, sino que sería más importante prevenir su aparición a través de ejercicios y movimientos.

Clases de preparación al parto

  • Prepara cuerpo y mente para el parto.
  • Refuerza los vínculos con tu bebé.
  • Favorece la conexión entre tu cuerpo, mente y emoción.
  • Aprende a relajarte.
  • Ayuda a aceptar los cambios de tu cuerpo.
  • Equilibra tu centro de gravedad y mejora la postura.
  • Tonifica el suelo pélvico y región lumbar.
 
RECUPERACION POST-PARTO / GIMNASIA ABDOMINAL HIPOPRESIVA
según el Método Marcel Caufriez.

 

Constituye una de las mejores técnicas postparto porque ayuda a la recuperación de la postura y la rehabilitación urogenital, facilitando al organismo la vuelta a la normalidad.

Ayuda a prevenir el descenso de órganos pélvicos y la incontinencia de esfuerzo en la mujer.

Es un periodo habitualmente olvidado una vez la mamá ha dado a luz, principalmente por la falta de tiempo en esa primera fase de conocerse la mamá y el bebé, pero es de vital importancia en la recuperación del tono muscular del suelo pélvico y región abdominal y de la postura en general.

Aunque se pueden hacer algunos ejercicios antes, lo recomendable es empezar a partir de los tres meses una vez finalizado el embarazo, siempre  y cuando tanto las matronas como ginecología hayan dado el visto bueno.

A través de la Gimnasia Abdominal Hipopresiva, como el método más destacado, en combinación con otros ejercicios, ayudan a prevenir inconvenientes importantes como los prolapsos, debilidad en el suelo pélvico (incontinencias, dificultad sexual, etc.) y también a corregir la postura.