Inicio - Mallesta | Centro de especialidades

especialidadeS

Descubre todo lo que podemos hacer por ti
FISIOTERAPIA DEPORTIVA Y TRAUMATOLÓGICA

En la prevención y recuperación de lesiones que afecten a nuestro…

EXPERTOS EN TERAPIAS MANUALES

Osteopatía, inducción miofascial, tratamiento de la articulación Témporo-Mandibular…

REHABILITACIÓN DE SUELO PÉLVICO

Es una Especialidad de la Fisioterapia dirigida al cuidado, tratamiento y…

FISIOTERAPIA INFANTIL

Durante el embarazo, el parto y en las sucesivas etapas por las que tiene que…

EMBARAZO

Dolencias lumbares, lumbo-ciáticas, problemas de columna, preparación, recuperación…

fisioterapia neurológica

Lesiones como el Parkinson, hemiparesias o hemiplejias, Parálisis Cerebral…

podología

La podología viene siendo la disciplina por la que profesionales cualificados centran…

psicología

La psicología es la ciencia que se ocupa tanto teórica, como prácticamente, al estudio de…

terapias alternativas

Kinesiología holística, Flores de Bach en base a esencias naturales, Reiki…

PILATES, YOGA, GIMNASIA ABDOMINAL HIPOPRESIVA
Y TAI-CHI

Deportes recomendados para mejorar la salud tanto física como mental y fortalecer…

Evolucionamos

«Porque evolucionar ha sido siempre una constante, nuestros profesionales están realizando cursos de formación de forma continuada.»

RESPUESTAS A TUS DUDAS

Sabemos que tienes dudas, por eso hemos elaborado un apartado de preguntas frecuentes para contestar a las dudas más recurrentes.
Para cualquier otra consulta o asesoramiento estaremos encantados de atenderte personalmente.
  • La osteopatía es un MÉTODO que considera al ser humano en su totalidad: cuerpo, mente y espíritu. Cualquier inestabilidad de uno de estos aspectos puede afectar a los otros y generar un desequilibrio, y con ello la pérdida de la salud.

  • Se considera que el cuerpo dispone de las fuerzas suficientes que le ayuden a su auto-regulación y a su auto-curación. Cuando se superan ciertos límites (específicos de cada individuo), es cuando se produce la enfermedad.

  • La base del diagnóstico y el tratamiento de la osteopatía consisten en descubrir la alteración existente entre la anatomía del individuo y su función, a través de procedimientos manuales, sin dejar de prestar atención a otros factores como la alimentación, la psique, y los factores sociales y vitales que también pueden afectar al individuo.

  • El tratamiento osteopático actúa sobre el sistema muscular, fascial, visceral y el articular, integrando tanto al sistema nervioso y endocrino, y prestando especial atención al sistema circulatorio. Sabiendo reconocer las relaciones entre los diferentes sistemas podremos ayudar al organismo a tener de nuevo una función normal.

  • Las terapias cognitivo-conductuales son orientaciones de la terapia cognitiva enfocadas en la vinculación del pensamiento y la conducta, y que recogen las aportaciones de distintas corrientes dentro de la psicología científica; siendo más que una mera fusión, como aplicación clínica, de la psicología cognitiva y la psicología conductista. Suelen combinar técnicas de reestructuración cognitiva, de entrenamiento en relajación y otras estrategias de afrontamiento y de exposición.

  • Este modelo acepta la tesis conductista de que la conducta humana es aprendida, pero este aprendizaje no consiste en un vínculo asociativo entre estímulos y respuestas sino en la formación de relaciones de significado personales, esquemas cognitivos o reglas. Igualmente los aspectos cognitivos, afectivos y conductuales están interrelacionados, de modo que un cambio en uno de ellos afecta a los otros dos componentes. En esa relación mutua las estructuras de significado (esquemas cognitivos) tendrían un peso fundamental, pues ellas representan la organización idiosincrática que tiene cada persona sobre lo que significa su experiencia, los otros y el sí mismo.

  • Es un periodo habitualmente olvidado una vez la mamá ha dado a luz, principalmente por la falta de tiempo en esa primera fase de conocerse la mamá y el bebé, pero es de vital importancia en la recuperación del tono muscular del suelo pélvico y región abdominal y de la postura en general.

  • Aunque se pueden hacer algunos ejercicios antes, lo recomendable es empezar a partir de los tres meses una vez finalizado el embarazo, siempre  y cuando tanto las matronas como ginecología hayan dado el visto bueno.

  • A través de la Gimnasia Abdominal Hipopresiva, como el método más destacado, en combinación con otros ejercicios, ayudan a prevenir inconvenientes importantes como los prolapsos, debilidad en el suelo pélvico (incontinencias, dificultad sexual, etc.) y también a corregir la postura.